¡EL MASKNE ES UN HECHO!

Descubre cómo puedes controlarlo y prevenirlo

¿Por estos días han aparecido granitos en tus mejillas y mentón?

Si este es tu caso, efectivamente estás experimentando el famoso “Maskné” ó “acné por la mascarilla”, un término acuñado para referirse al acné, rojeces o irritaciones que están apareciendo en nuestro rostro por el uso del tapabocas. Esta respuesta de nuestra piel surge por la fricción entre el tapabocas y la piel, además por la cantidad de humedad que se nos acumula en esta zona, dando como resultado un ambiente propicio para albergar bacterias y gérmenes.

Pero no te preocupes, porque preparamos una serie de recomendaciones que te servirán mucho para controlarlo y prevenirlo:

Limpieza facial ¡Infaltable!

Limpiar tu rostro ahora más que nunca debe ser un hábito infaltable en tu rutina de cuidado de piel de mañana y noche. Evita usar productos con sulfatos o alcohol. Usa siempre un limpiador facial que se ajuste perfectamente a tu piel y al finalizar revisa que no queden residuos de maquillaje en tu rostro.

Cero maquillaje

Está bien, sabemos que salir sin maquillaje es imposible para ti, así que evita maquillar la zona que cubre el tapabocas y más si sabes que vas a usarlo durante muchas horas, así vas a permitir que la piel respire un poco más y evitarás que los poros se obstruyan.

Tapabocas impecable

Si estás usando el tapabocas reutilizable, procura eliminar cualquier residuo de sudor o maquillaje cuando termines de usarlo cada día. Si estás usando el desechable es importante utilizarlo solo por 4 horas y cambiarlo por uno nuevo cuando sientas mucha humedad o visiblemente muy sucio.

Una rutina infalible para prevenirlo

Es importante que cuides tu piel con productos de textura ligera para no saturar los poros y que cuiden el ph de tu piel, no solo es importante tratar el problema sino prevenirlo y para eso existen productos ideales que nos ayudan con la seboregulación.